Telefónica y Vodafone se unen para disputar a Apple y Google el control del móvil

Telefónica, Vodafone y Deutsche Telekom lideran a la industria móvil para crear un estándar de SIM virtual y evitar que grupos como Apple y Google suplanten su interlocución con los clientes.

Telefónica, Vodafone y Deutsche Telekom lideran una iniciativa de los grandes operadores de telecomunicaciones destinada a reencauzar en su beneficio el riesgo mortal que supone para su actividad futura la revolución en el servicio móvil que se puede producir con la denominada SIM virtual. GSMA, la patronal mundial de los operadores de telecomunicaciones, que organiza en Barcelona el Mobile World Congress (MWC), la mayor feria de tecnología digital del mundo, anunciará hoy un acuerdo internacional en el que participan decenas de los mayores operadores del mundo. Este acuerdo permitirá el desarrollo de un estándar común e interoperable de una tarjeta virtual (soft-SIM) para que las compañías puedan aprovisionar y tener control de sus servicios móviles de forma remota y evitar ser suplantados por los fabricantes de dispositivos o de ecosistemas, como Apple y su sistema operativo iOS o Google y Android.

Equipos de trabajo

Telefónica, Vodafone y Deutsche Telekom son líderes de tres equipos de trabajo con tareas diferentes (pero coordinados por la GSMA) que incluyen a muchos de los mayores operadores y fabricantes de dispositivos y que pretenden acordar una especificación propia de SIM virtual que esté disponible para todo el mercado en el tercer trimestre, pero que proteja el papel de los operadores en la cadena de valor.

 Este concepto de SIM, aún incipiente, supone hacer desaparecer la tradicional SIM, es decir, la tarjeta de plástico con un chip, que se ha usado en la industria desde el lanzamiento del GSM hace 20 años. La SIM virtual se convierte en una parte más del equipo incluida desde la fabricación, porque los dispositivos, ya seansmartphones, tabletas o wearables (relojes, pulseras, etc.) la llevarán incorporada de serie y se activará de forma remota vía conexión inalámbrica.